El Banxico queda a deber cumplimiento de objetivo puntual de la inflación en 3%: Banamex

La meta puntual de inflación es aún la asignatura pendiente, lo que nos queda a deber el Banco de México (Banxico) en los 25 años que tiene de autonomía, consideró el director de Estudios Económicos de Citibanamex, Sergio Luna.

“En los 199 meses que lleva el Banco de México con el objetivo puntual de inflación, sólo ha alcanzado la meta puntual de 3% en 18 meses, entre el 2015 y el 2016. Entonces, la variación estuvo por debajo del 3 por ciento”, refirió.

Al participar en el seminario por los 25 años de autonomía del Banxico, organizado por el Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (CEMPE) de la Facultad de Economía de la UNAM, explicó que las expectativas de inflación, que son determinantes para el cumplimiento de la meta puntual, difícilmente o nunca han estado en el objetivo de 3 por ciento.

“Desde que aplicamos la encuesta Banamex, la expectativa de largo plazo de la inflación nunca ha estado en el objetivo puntual de 3%, ni siquiera en los dos años cuando la variación del objetivo del INPC se ubicó debajo de 3%”, detalló.

Consideró que en estos años referidos (16.5 años), se observa una importante relación entre la depreciación del tipo de cambio y la volatilidad del INPC. De ahí la sugerencia de que sea el Banxico quien sea responsable también de la política cambiaria, como el siguiente paso para el instituto central.

“Es verdad que un banco central autónomo contribuye a inflaciones más bajas, pero no hay una relación directa de los bancos centrales más autónomos con los procesos de desinflación”, aseveró.

Doble mandato no.

Al participar con la conferencia titulada “Autonomía de los bancos centrales. Un comparativo internacional y sugerencias para México”, refirió que, tras la crisis mundial que motivó una profunda recesión global, se tiene la percepción entre los gobiernos de que los bancos centrales pueden apoyar al crecimiento.

Hay una exigencia, como ha sido el caso en la Unión Europea, para que los institutos centrales otorguen mas liquidez al mercado y vayan mucho más allá de su mandato, recordó.

Esta exigencia es un  reconocimiento de que los gobiernos no han logrado responder y manejar la economía, pues les han fallado la política estructural y los acuerdos, aseveró.

Para el futuro del Banxico, sugirió avanzar en mejorar la comunicación y transparencia de su política monetaria.

En el mismo seminario participó el coordinador del CEMPE, Eduardo Loria, quien afirmó que tras hacer un seguimiento en la historia del alza de tasas en México que inicio a fines del 2015, y cruzarlo con el comportamiento del PIB, puede afirmarse que no hay relación con el ciclo del PIB.

En el caso de México, la política monetaria ha sido eficiente para estabilizar a la inflación, ha sido equilibrada con el manejo de las tasas y no ha generado desequilibrios en la producción.

En consecuencia, el estancamiento por el que atraviesa la economía no es responsabilidad de la política monetaria restrictiva, sostuvo.

Ahí mismo participó Federico Novelo, catedrático en la Universidad Autónoma Metropolitana, quien consignó que el estancamiento de la economía tiene un origen en la cancelación de proyectos de inversión, lo que desalentó a las empresas de forma determinante.

Destacó que si algo ha probado la actual gestión económica es que “la austeridad no es expansiva, ni republicana y es una tragedia para la gente a quien se otorga, por ejemplo, la educación superior”.

Fuente: El economista.

Artículos Similares

Top